Museo Celeste: El ocaso y el renacer

Se acerca un nuevo aniversario de Club Deportes Iquique, aquel equipo que nos hace gritar de alegría y sufrir con cada derrota. Es por eso, que les traemos – en un aporte a la cultura iquiqueña – la historia del CDI al estilo de ¡Somos Celestes!

En las pasadas ediciones de la Bitácora Celeste, estuvimos revisando el inicio, las mejores campañas, los ascensos y descensos de los años ’90. Pero lo que viene a continuación, es el capítulo más triste y oscuro en nuestros 38 años. La lenta agonía rumbo a la Tercera División. Y el posterior renacimiento desde las cenizas.

Popovic, un puntal de la campaña (?)
Popovic, un puntal de la campaña (?)

Tras los serios problemas dirigenciales, monetarios y de rendimiento, Iquique tuvo que regresar nuevamente a Segunda División tras ser derrotado por Everton en la Liguilla de Promoción. Para el nuevo milenio, la dirigencia tuvo que empezar a hacerse cargo de las deudas y se decidió armar un plantel en su mayoría de la casa, además de ciertas incrustaciones para tratar de pasar un año tranquilo en la parte futbolística, y sin muchos gastos en la parte monetaria. Así que el campeonato del año 2000, el Dragón salió a tratar de no pasar zozobras y mantenerse. Pese a todo el esfuerzo y a pequeñas rachitas de victorias, Iquique no estaba en los lugares privilegiados para alcanzar un cupo a Primera División y tuvimos que conformarnos con el 11vo puesto con una cosecha de 42 puntos, gracias a sus 12 victorias, 4 empates y 14 derrotas.

Alineación 2001,con hijos y Peyuco de invitado
Alineación 2001,con hijos y Peyuco de invitado

Para el año 2001, las cosas seguían mal en el tema monetario. Las cosas eran preocupantes y el Dragón debía sí o sí salir de esas incomodas posiciones. Pero las cosas no salían, y el CDI empezaba quedarse pegado en las últimas posiciones, peleando increíblemente por mantener la categoría. Eran tiempos difíciles, complicados y sobre todo, de mucha preocupación. Nadie podía entender como nuestro amado CDI había llegado a estas instancias. Al final, el Dragón alcanza un total de 34 puntos gracias a sus 7 triunfos, 10 empates y 13 derrotas, finalizando en la 13ra posición. El equipo en irse al descenso ese año fue Linares, quienes alcanzaron a acumular 30 puntos. Bastante cerca de lo que obtuvimos nosotros, así que aunque nos salvamos, no podíamos estar tranquilos por la campaña realizada. Este debía ser el punto de inflexión. Este era nuestro límite y ahora solo teníamos que trabajar para sacar adelante al Gran Amor de Nuestras Vidas. Pero lo peor aún estaba por venir.

Dragones a lo "Acadé"
Dragones a lo “Acadé”

Aunque las campañas 2000-2001 habían sido muy malas, nadie jamás se imaginó el desenlace del 2002. Con muchos jugadores iquiqueños a la cabeza, como Villalobos, Milla, Araya, Cabezas y otros refuerzos, Deportes Iquique tenía la obligación de borrar las malas imágenes dejadas en las dos temporadas anteriores. Con un sistema de campeonato más enredado de lo acostumbrado, los Dragones Celestes poco a poco fueron complicando más su estadía hasta llegar a la fatídica Liguilla del Descenso. Así fue como llegamos al 24 de Noviembre del 2002. ¿El rival? Osorno. ¿El estadio? Parque Schott. El CDI tenía que ganar como fuera para poder soñar con la salvación, pero lamentablemente nada de eso ocurrió. El Dragón recibió tres cornadas letales por parte de los Toros, estructurando una derrota de 3-1, gracias al descuento de Percy Araya. Pitazo final y todo era historia. Un puñado de hinchas celestes había cruzado casi todo el país para acompañar al equipo en sus últimos momentos. Las lágrimas de los Celestes en la galería se acompañaban de las lágrimas de los jugadores en el camarín. No lo podíamos creer, pero era la más cruda verdad. Deportes Iquique había descendido a Tercera División.

Tras el descalabro que significó perder el profesionalismo, ni siquiera había certeza sobre la participación de Iquique en Tercera División. Ahí fueron claves las reuniones del municipio, comandado por Jorge Soria, para convencer al presidente de la ANFA de admitir a “Iquique Municipal Iquique”. Y tras aceptar la condición de asumir el costo de los rivales, el Dragón era admitido para participar en el campeonato nacional amateur del 2003.

Una de las primeras formaciones del "IMI"
Una de las primeras formaciones del “IMI”

Curiosamente, el debut se produjo un 21 de Mayo, derrotando a Cristo Salva por 3-1. Pero claro, tratándose de un equipo joven y debutante, los resultados no acompañaron mucho. Al final, el CDIMI solo alcanzó la 11va posición tras conseguir 35 puntos, luego de 9 triunfos, 6 empates y 13 derrotas. En la temporada 2004, y bajo la dirección de don Ramón Estay, los Dragones lograron avanzar de ronda, pero no alcanzó para pelear por el título tras haber salido segundos en el grupo. Para la campaña 2005, Municipal Iquique volvió a quedar segundo en el grupo, pero esta vez se metió en la pelea por el título ya que Universidad Católica “B” debía ceder su cupo. En esta liguilla por el ascenso, Iquique lo pasó más mal que bien, siendo derrotado por Iberia y Curicó Unido, que a la postre conseguiría el campeonato.

Héroes inmortales

Llegamos al año 2006. Era el “ahora o nunca”. Iquique ya había demostrado que podía pelear para meterse en el grupo de arriba. Pero ahora, la ambición era llevarse la copa y volver al futbol grande. Con la base del equipo del año pasado, los Dragones estaban juramentados en dejar a su ciudad donde merecía. Como novedad, este año se creó un Grupo Norte de verdad. Tras el descenso en el 2005 de Deportes Arica a Tercera, se hicieron gestiones para que más equipos de la zona se pudieran sumar a la competencia. Fue así como aparecieron en el campeonato San Marcos (nuevo nombre de los hijos), Alto Hospicio, Universidad Arturo Prat, Universidad de Tarapacá, Tocopilla, Deportivo Ormazabal Cobreloa B y Cooferro. En el Campeonato Oficial, fuimos una tromba. Municipal Iquique solo perdió dos partidos en todo el campeonato, ganando el grupo Norte y de paso dejando fuera del camino a San Marcos. Luego fue el turno de San Antonio Unido, que se fue con un 4-0 desde el TDC. Para la liguilla final, Iquique clasificó con polémica tras el duelo ante Hossana, donde se nos castigó la localía por una fecha.

En la Liguilla Final los rivales eran Iberia, Instituto Nacional y Hosanna (clasificado como mejor perdedor). Empezamos de buena forma, con un triunfo por 2-1 de visita ante Instituto Nacional. Luego teníamos que recibir a Iberia. Pero ellos no querían jugar en nuestro estadio al considerar que no reunía las condiciones (¿?). Nos mandan a jugar en el Carlos Dittborn, donde la hinchada celeste se hace presente para acompañar a su equipo en la gran victoria de 2-1, con el recordado gol de Claudio Isla. (Un grupo de llamos quería ir a apoyar a Iberia, pero nada de eso ocurrió). Tras ese gran triunfo, tuvimos que visitar nuevamente a Hosanna. Allá los derrotamos por 1-0. Un par de días antes de Navidad, enfrentamos a Instituto Nacional en el Tierra de Campeones. Tras un partido muy polémico, con agresiones al árbitro y muchos descuentos, ganamos por 2-1 y ya empezábamos a probarnos la corona. El siguiente rival era Iberia. Con un punto bastaba, pero como se ha visto en nuestra historia, a veces tenemos que sufrir un poco. Perdemos 1-0 ante Iberia y todo se definía en casa. ¿La fecha? 6 de Enero del 2007. Eran las 18 horas, y ante un sol que quemaba fuerte, Iquique empezaba su partido ante Hosanna. Esta vez, no hubo sufrimiento. No hubo drama. Todo fue un carnaval. Iquique se hace gigante y golea por 5-0 a sus rivales, gracias a los goles de Sebastian Bolivar, Cristobal Soto y tres de Cesar Venegas. Finalmente, tras haber estado en el infierno del futbol chileno, Municipal Iquique llevaba a la ciudad y sus fieles hinchas al futbol profesional. De ahí en adelante, vinieron altos y bajos, pero eso lo revisaremos en el próximo episodio de la Bitácora Celeste.

La Copa de Tercera jamás se olvidará (FOTO: Futbol Iquique)

 

Comentarios

Comentarios

Aris

Profesor, dibujante, coleccionista, fan de Staind, nintendero, hincha de Iquique, notero pavre.