Desastre con los de Rancagua: Tercer tropiezo seguido

 

Desazón total (Foto: Pablo Vásquez)
Desazón total (Foto: Pablo Vásquez)

Una jornada de espanto vivimos anoche los asistentes al Tierra de Campeones, luego de que nuestro amado Deportes Iquique fuera superado sin apelación ante O’Higgins de Rancagua. En una verdadera noche para el olvido, un gol de Misaél Dávila y un autogol de Esteban González no fueron suficiente para hacer una presentación más honrosa.

Nelson Acosta metió mano a la oncena inicial luego de la derrota en el CAP de la semana pasada, haciendo cambios principalmente en la zona defensiva. En definitiva, Iquique formó con Rodrigo Naranjo, Francisco Bahamondes, Mauricio Zenteno, Tomás Charles, Fernando Lazcano, Rafáel Caroca, Mathias Riquero, Misaél Dávila, Manuel Villalobos, Ignacio Herrera y Cristián Bogado.

El partido
A las 21 horas, en el aún malogrado césped del TDC, comenzó a rodar la “Cachaña”. Con una rápida llegada de Herrera al arco de Carranza, nada hacía presagiar lo que iba a ocurrir. Cuando recién se jugaba el minuto 7, Albert Acevedo aprovecha un enredo entre la salida de Naranjo y los defensores Celestes para abrir la cuenta. Iquique trató de reaccionar rápidamente, siendo Herrera el principal protagonista, pero sin la fineza necesaria para empatar el partido. Luego vino el gol de Pablo Calandria a los 20 minutos, que cayó como un mazazo en la cabeza para los Dragones. Y a la media hora de juego, Ramón Fernández remata desde fuera del área para superar a Naranjo y poner las cosas 0-3. Deportes Iquique esbozó una reacción, ya que en el 34 Misaél Dávila descuenta con un tiro libre que se desvía y sorprende a Carranza. Pero esto duró poco, y al minuto 41 Braulio Leal pone la cuarta cifra en un contragolpe letal.

Iniciado el segundo tiempo, Acosta decide realizar un cambio mandando a la cancha a Luis Gonzalo Bustamante por Cristián Bogado. La tarea era muy dificil, y el Dragón tuvo nuevamente un intento de Dávila. Pero rápidamente, Ramón Fernández marcaría el quinto gol para la vista con un perfecto tiro libre al minuto 53. O’Higgins bajó las revoluciones un poco, y luego el Dragón lograría un segundo descuento mediante un autogol de Esteban González. Nelson Acosta realizó dos modificaciones más, enviando a la cancha a César Pinares (por Herrera) y más tarde, Jonathan Rebolledo (por Lazcano), pero las cosas no cambiaron y los Dragones no pudieron evitar la derrota.

Humillación a domicilio para los Dragones, donde quedamos todos preocupados y los más pesimistas ya auguran un descenso a la B. Los propios jugadores reconocen el mal momento y asumen que las cosas deben cambiar pronto. Por otro lado, el DT Acosta mantiene su discurso casi burlesco con frases como “Perdimos porque jugamos mal y ellos bien”, sin hacer mayor análisis ni tampoco autocrítica a su propia labor. Nos duele ver a Iquique en esta situación, que nos hace recordar la magra campaña del Clausura 2009. Esperamos que esta vez la reacción sea a tiempo y la Celeste Cielo no se vaya a negro.

Foto: Pablo Vásquez
Foto: Pablo Vásquez

Comentarios

Comentarios

Aris

Profesor, dibujante, coleccionista, fan de Staind, nintendero, hincha de Iquique, notero pavre.