Curiosidades: El último CDI-ULC terminó por secretaría

De cara al próximo duelo de los Dragones Celestes frente a Unión La Calera, recordamos el último encuentro entre ambos equipos en la división de honor. En aquella ocasión, Deportes Iquique ganó como visitante y envió a los cementeros a la B, pero el partido pasó al anecdotario por otro motivo.

Era la última fecha del Clausura 2015-2016. Los Dragones Celestes habían zafado del descenso hace un par de fechas y llegaban con opciones de meterse en Liguilla. Cosas del fútbol chileno. Llegaron al Lucio Fariña de Quillota para enfrentar a los cementeros, quienes debían vencer por 18 goles a Iquique para poder mantenerse en la división de honor.

El partido comenzó favorable para los caleranos, que con un gol de Roberto Cereceda abrían la cuenta. Iquique reaccionaría con un golazo de Michael Ríos y un doblete de Manuel Villalobos. La Calera descontaría con gol de Matías Castro y cerca del final, Matías Riquero convertía de penal para sellar el marcador 4-2 a favor de Iquique.

Pero había un hecho que tenía inquietos a varios hinchas y dirigentes de La Calera. Corría el minuto 65 y el DT Leo Ramos había hecho ingresar a un sexto extranjero a la cancha: Lucas Bracco. En su momento, incluso mediante transmisión televisiva, se dijo que al ser juvenil no era considerado como extranjero. Pero en definitiva, el reglamento no hace distinciones de ese tipo y el equipo calerano había cometido la falta.

Así que más allá del golazo de Ríos o el penal de Riquero, todo eso pasó a ser una anécdota porque el resultado oficial pasó a ser de 3-0 a favor de los Dragones e incluso, los goles convertidos en ese partido no se contabilizan oficialmente. Finalmente, Deportes Iquique clasificaba a Liguilla pero esa es otra historia…

 

Comentarios

Comentarios

Aris

Profesor, dibujante, coleccionista, fan de Staind, nintendero, hincha de Iquique, notero pavre.